By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

Las autoridades camboyanas parecen decididas a acabar de una vez por todas y por la fuerza con las protestas en el país. Decenas de policías y guardas de seguridad han golpeado y expulsado a los opositores concentrados en el Parque de la Libertad, corazón de la contestación en la capital camboyana, y destruído sus carpas y tiendas de campaña. Los manifestantes protestan desde hace más de dos semanas contra el Gobierno al que acusan de amañar las últimas elecciones. Todo esto ocurre un día después de que la Policía Militar disparara y matara a al menos cinco trabajadores del sector textil, en huelga desde la semana pasada para exigir un aumento del salario mínimo. La producción textil y de calzado son vitales para la economía del país, pero su competitividad se basa en un sueldo mínimo de sólo 80 dólares al mes.