By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

Indignación en Cuba frente a los concesionarios que han puesto en venta los primeros vehículos que se pueden adquirir libremente sin la autorización del Gobierno. El salario medio de un trabajador cubano es de veinte dólares al mes y el precio de los vehículos es atronómico: entre quince mil y doscientos sesenta y dos mil dólares, una fortuna al alcance de muy pocos: – “A ver si un trabajador revolucionario que vive de su salario puede comprarse uno de esos coches con esos precios. Incluso si el presetan el dinero para que lo pague en cuarenta años. A ver si una persona decente que vive de su salario puede comprase uno”, se quejaba el ingeniero informático Guillermo Flores.La venta minorista se considera como un nuevo paso en las reformas del Gobierno de Raúl Castro para “actualizar” la economía socialista, un paso que, visto lo visto, no servirá para renovar el parque automovilístico de la isla, en la que abundan los coches estadounidenses de los años cincuenta y soviéticos de los setenta.