By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

Ninguno de los habitantes de la Terra ferma puede quejarse de dolencia alguna. Cuenta la leyenda que un curandero pasea por las noches entre las casas y edificios de la zona velando por el bienestar de sus vecinos. Si alguno de ellos se encuentra dolorido, el curandero lo lleva a su prisión durante 33 días, el tiempo necesario para calmar el dolor y que jamás se vuelva a repetir.