By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

La guerra en la república islámica supuso la desestabilización de la situación política de la Unión Soviética. El Ejército perdió cerca de 15.000 hombres durante el conflicto El golpe militar que en 1978 llevó al poder a un grupo de jóvenes oficiales izquierdistas ya establecer un régimen comunista dirigido por Mohamed Taraki marca el inicio de la tragedia reciente de este país. Las reformas socializadoras y laicas del nuevo Gobierno encontraron una enorme resistencia en una población aferrada a un pensamiento islámico anclado en el pasado y que vivía en una sociedad aún con rasgos feudales. La resistencia pronto se concretó en guerrillas islamista de muyahidines. Los problemas internos de las dos principales tendencias comunistas precipitaron la intervención de la URSS en 1979. Las tropas rusas pisaron oficialmente Afganistán el 27 de diciembre de 1979 y lo abandonaron definitivamente el 15 de febrero de 1989, varios meses antes de la caída del Muro de Berlín. En su momento, la invasión soviética fue vista en Occidente como un descarado intento de Moscú de hacerse con el control de Afganistán, un cruce de caminos por el que han pugnado las principales potencias desde Alejandro Magno. No obstante, el Kremlin rechazó hasta diez peticiones de las autoridades afganas antes de decidirse a enviar sus tropas y cuando lo hizo, nunca se planteó la ocupación del país, sino preservar al régimen comunista, en el poder desde 1978. Según los archivos soviéticos hoy desclasificados ...