By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

Madrid, 30 nov (EFE).- Arrogante, como en sus mejores tiempos del sombrero de ala ancha, Jorge Negrete cumpliría hoy los 100 si una hepatitis mal curada no lo hubiera matado con 42 años. El "charro inmortal" del cine y la música popularizó como nadie la "comedia ranchera" y la canción tradicional mexicana. Algunas películas suyas se titulan como sus más conocidas canciones: "Allá en el rancho grande", "Si Adelita se fuera con otro" o "¡Ay Jalisco no te rajes!". Antes que artista fue militar de carrera, pero las clases de barítono pudieron más, y acertó. Quién no ha canturreado "México lindo y querido" o las "Mañanitas" con que tocó el corazón, especialmente de las féminas, que sucumbieron al galán de negro bigote en la pantalla y la vida. Y es que su atractivo desataba pasiones. Desgarrado unas veces, otras valiente y dulce, era irresistible, como ya muestra la primera de sus 40 películas: "La madrina del diablo". Negrete, que inauguró el cine mexicano en color con "Así se quiere en Jalisco", de Fernando de Fuentes, creó en su patria el primer Sindicato del Cine y la Asociación de Actores. Estuvo casado en segundas nupcias con la famosa María Félix, con quien hizo "El peñón de las ánimas" y "El rapto", última película. En el 53, su estrella se apagó en Los Ángeles.