By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

Los Funerales de HAYA Tres décadas después, y en un momento difícil para el aprismo, la memoria de los funerales del fundador del PAP aún conmueve a tirios y troyanos. Más allá de fronteras partidarias o generacionales, la muerte de Haya de la Torre, ocurrida en agosto de 1979, provocó una conmoción nacional y continental nunca antes vista y nunca después repetida. Hizo, además, que el Perú presenciara lo que, con toda seguridad, fue el funeral más grande de nuestra vida republicana. Gracias al testimonio de viejos y nuevos militantes del APRA, esos momentos históricos reviven y afloran algunas revelaciones, entonces escondidas en medio del dolor. La multitud, el dolor, la joven dirigencia. Los primeros días de agosto de 1979 marcaron el paso de Haya a la inmortalidad, con lágrimas en los ojos y preguntas para el futuro que, en efecto, fue diferente. Alan García entonces era tan sólo Secretario de Organización del PAP. CUENTAN que el día anterior, en algún momento, Haya de la Torre apretó tres veces la mano de Jorge Idiáquez, su secretario personal, pero no pudo decir nada, pues el hondo estado de coma en el que estaba le había quitado por completo la magia de la palabra. Para entonces, en Villa Mercedes -su hogar-, y acaso en todo el país, sólo se esperaba el último desenlace. El jueves 2 de agosto de 1979 por la noche, los médicos Santiago Carranza y Luis Pinillos Ganoza, así como algunos dirigentes del APRA, miraban con desesperanza el aparato que medía los signos ...