By URL
By Username
By MRSS
Enter a URL of an MRSS feed
 
or

Existe notable confusión en lo concerniente a la talla máxima, que puede alcanzar un siluro (Silurus glanis), especie originaria del Este y Centro de Europa, Asia Central y Asia Menor. No es difícil encontrar historias con tamaños increíbles y datos de longitud-peso no correlativos, como peces rondando los 5 m de largo y los 306 Kg de un ejemplar del río Dniper (Rusia, Bielorrusia y Ucrania). A pesar de todo, el mayor ejemplar cuyo peso pudo ser verificado con suficiente fiabilidad es un ejemplar de 2.78 m y 144 Kg capturado en el río Po, Italia.La mayoría de los siluros tiene un tamaño rondando los 1.5 m, pudiendo considerarse los ejemplares por encima de los 2 m menos frecuentes y auténticos trofeos para el pescador. El Silurus glanis, prefiere las aguas calmas, profundas y turbias de tramo bajo o en grandes lagos y embalses. Hoy día, el río Ebro (embalses de Mequinenza y Ribarroja), con varios ejemplares de Wels catfish capturados por encima de los 100 Kg, son aguas donde nadan especímenes récord.Se cree que el biólogo alemán Roland Lorkowsky, especializado en ecosistemas y peces de agua dulce, en el año 1974 introdujo 32 alevines de Silurus glanis procedentes del río Danubio en el río Segre en el rio Ebro. Su intención, nada ecológica, era repoblar la zona del embalse de Ribarroja para remediar la perdida de peces depredadores y un aumento vertiginoso de la población de carpas, a la vez que poder disfrutar de la captura de estos peces enor. El peligro de la introducción en aguas extrañas de esta especie de boca enorme y grandes dimensiones no ha sido determinado con exactitud. Lo cierto es que la extrema voracidad del siluro ha afectado notablemente al ecosistema, dañando las poblaciones de otros peces, anfibios y mamíferos. Como la erradicación de este pez de la familia de los cóngridos no es posible, las administraciones deben proponer y llevar a cabo medidas de control teniendo en cuenta el peligro que supone la competencia interespecífica con otros predadores como el bass o el lucio, epicentro de la pesca deportiva.